Situación de la pesca según la FAO

El estado de la flota pesquera mundial según la FAO

La alimentación del ser humano ha convertido la pesca en una práctica fundamental y que a su vez, ha supuesto el origen de la construcción naval. Sector éste, que ha sabido aportar en cada momento de la historia soluciones que se adaptan a las necesidades de la industria pesquera.

 

En los últimos años, el sector pesquero se está enfrentado a grandes desafíos debido a una demanda de mayor rentabilidad y rendimiento, además de respetar las distintas normativas en cuanto al respeto al medioambiente en todos sus aspectos. Para hacer frente a estos desafíos, el sector ha reducido costos directos como el número de empleados e igualmente se ha visto beneficiada por el precio del combustible.

 

En cuanto al reto de ser más respetuoso con el medioambiente, los gases de efecto invernadero no ecológicos como el CO2 y los NOx se han convertido en un problema creciente en una perspectiva global. Para reducir estas emisiones, muchos gobiernos prevén replicar los impuestos sobre las emisiones en tierra a las emisiones que producen los buques en su actividad pesquera.

 

Mientras se van dando pasos en lo anteriormente señalado, siguen produciéndose cambios a nivel legislativo en cuanto a las especificaciones de los buques pesqueros, como por ejemplo en la Unión Europea, que prevé a mediados del año 2017 aprobar un nuevo reglamento que concede a la Comisión Europea competencias adicionales para adaptar los requisitos de determinación de la potencia continua del motor a los desarrollos técnicos y posibles cambios en las normas internacionales ISO.

 

Sproducción mundial de pesca y acuiculturaegún la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) en su último informe publicado de carácter bienal sobre el estado mundial de la pesca y la acuicultura (SOFIA), estimó que en el año 2014 navegaban de forma operativa alrededor de 4,6 millones de embarcaciones pesqueras, siendo Asia y África las regiones en donde mayor número de registros hay contabilizados, ya que ambos suman el 90% del total de embarcaciones a nivel mundial.

 

Desde un punto de vista técnico, según el mismo informe de la FAO, el 64% de las embarcaciones registradas operan con motor, lo que supone un aumento del 7% con respecto al informe anterior del año 2012. También cabe destacar que en 2014, aproximadamente el 85% de las embarcaciones pesqueras con motor en el mundo medían menos de 12 metros, siendo éstas también las más numerosas en los registros por regiones.

 

En cuanto a la capacidad, y si nos centramos en Europa, el servicio estadístico de la Unión Europea (EuroStat) estima que en 2015 la Unión Europea tuvo una capacidad conjunta de 1,6 millones de toneladas brutas y una potencia de motor combinada de 6,4 millones de kilowatios. También se constata que casi una quinta parte (18,2%) de la flota pesquera de la UE-28 está registrada en Grecia. En términos de capacidad España, Francia, Italia y el Reino Unido tenían las flotas pesqueras más grandes, representando el 53,9% del tonelaje bruto y el 55,6% de la potencia del motor en 2015.

 

Existen datos positivos en el sector, como por ejemplo la rentabilidad del sector. La flota pesquera europea sigue siendo rentable, registrando unos beneficios netos de 770 millones de euros en 2014, más de un 50% por encima de las ganancias del año anterior, según el último informe anual elaborado por la Comisión Europea que también prevé beneficios récord en el año 2016.

 

En el caso de España registró un margen de beneficio neto del 16,5%, el tercer porcentaje más alto de la UE sólo superado por Eslovenia (35,7%) y Reino Unido (18,3%). Irlanda, Letonia, Estonia y Portugal también tuvieron en 2014 un margen de beneficio superior al 10%.

 

Las perspectivas en cuanto al comercio de la captura de pesca hacia el año 2025, según la FAO, también son positivos.  El comercio de pescado y productos pesqueros seguirá siendo elevado, impulsado principalmente por el aumento del consumo de productos derivados de la pesca, las políticas de liberalización del comercio, la globalización de los sistemas alimentarios y las innovaciones tecnológicas en la construcción naval, elaboración de productos pesqueros, así como en su conservación, embalaje y transporte.

 

Todos estos datos, hacen presagiar que a medio y largo plazo la flota pesquera seguirá creciendo o necesitará introducir elementos de innovación en la flota ya existente. Por tanto, el sector naval tiene la oportunidad de seguir creciendo y aportando valor a este sector con soluciones que sean más respetuosas con el medio ambiente y que se pueden aplicar a la flota actual, así como construyendo nuevos barcos acorde a las nuevas demandas de los armadores y requisitos legislativos en todos los aspectos.

 

En este sentido, Zamakona Yards, en sus últimas construcciones, reparaciones y reconversiones de buques pesqueros, ha implementado los últimos conceptos de diseño y construcción, así como los últimos avances tecnológicos en ingeniería y arquitectura naval.

 

Si quieres conocer el informe completo de la FAO sobre la situación de la pesca y acuicultura, descárgatelo aquí 

Leave a Reply