• DÍA DEL MARINO CONTADA POR UN VIEJO MARINO

    Con motivo del Día del Marino, en honor a la verdad, debo reconocer que mi deseo y voluntad de ser marino va unido a mis primeros años de vida. Son años que recuerdo con gran alegría. La llegada de algunos de los marinos de regreso de las campañas de más de un año se celebraban con euforia. Se organizaban fiestas en uno de los bares de la aldea donde nací, donde se contrataban a tres músicos y corría el Vermouth y el Vino por cuenta del recién llegado.

     

    La primera vez que me acerqué a esas fiestas tenía unos 13 años y fue cuando decidí, sin lugar a dudas, convertirme en marino para poder realizar el sueño de vivir esas aventuras y recorrer todos los países, ver a las gheisas, conocer otras culturas y ganar dinero. Eran los principios de los años sesenta y en España se pasaba estrecheces.

     

    (más…)

    Read More